Inicio » Peques en casa » STEAM

Peques en casa

Desnudamos huevos

19/05/2020

Utilizaremos nuestros conocimientos científicos para hacer huevos saltarines

 

Bota, bota, bota, ¿pero el qué?, ¿una pelota? ¡No, un huevo!

¿¡¿¡Cómo!?!?

Hoy os proponemos seguir experimentando con huevos, ¡tienen tanta ciencia dentro! En este caso lo convertiremos en una pelota, aunque, para ello, la ciencia tendrá que hacer de las suyas y eliminará la cáscara sin romperla ¡Qué misterioso!, ¿verdad? ¿Cómo lo hará?

Además, ocurrirán un montón de sucesos súper curiosos que nos permitirán conocer a estos pequeños tesoros mucho mejor.

¿Quieres jugar y hacer experimentos con los huevos? 

Pues ¡comencemos! 

Materiales

  • Huevos (1 si solo hacemos este experimento, 3 si vamos a realizar el experimento de ósmosis explicado en el apartado “para seguir haciendo”)
  • Vinagre
  • 1 o 3 vasos
  • Linterna

Para seguir haciendo:

  • 2 huevos sin cáscara (del experimento anterior)
  • 2 vasos
  • Agua 
  • Sal

Observaciones

Para estos experimentos debemos tener un poquito de paciencia. Aunque podamos acortar el proceso cambiando el vinagre, la cáscara del huevo tardará un par de días en deshacerse del todo. 

Por otro lado, si queremos hacer el experimento sugerido en el apartado “Seguir haciendo” recomendamos quitarle la cáscara a, al menos, 3 huevos, ya que, de esta forma tendremos uno para observar sus propiedades y los dos necesarios para realizar dicho experimento.

Si queremos botar los huevos mucho recomendamos hacerlo en la pila del fregadero o en la bañera, ya que pueden romperse.

Preparativos

Dispondremos el material en un lugar donde podamos mancharnos un poquito, por si los huevos se rompen, por ejemplo, en la mesa de la cocina.

Descubrimos

¿Habéis hecho alguna vez algún experimento con los huevos? ¿Conocéis la ciencia que se esconde en su interior? Si queréis saber un poco más sobre ellos, podéis hacer esta propuesta en la que os podremos descubrir un poquito de la ciencia que se esconde dentro de los huevos. (Spoiler: ¡Hay un montón!)

 

¡Manos a la ciencia!

Hoy vamos a quitarle la cáscara a un huevo sin romperlo y sin que su interior se desparrame. ¡¡¿Cómoooo?!! Pues… ¡¡con ciencia!!, es un muy sencillo.

Simplemente, tenemos que introducir un huevo en un vaso y llenarlo de vinagre ¡Ya está!

 

 

Ahora es el turno de la ciencia, que será la que haga desaparecer la cáscara, tan sólo hay que darle tiempo para que haga su trabajo, unas 48 horas. 

Durante el proceso ocurren sucesos extraños…¡es la ciencia haciendo su trabajo! Por ejemplo veréis cómo empiezan a surgir un montón de burbujitas ¿de dónde creéis que salen? ¿qué las está produciendo? ¡Seguro que tenemos hipótesis súper interesantes! Además, de vez en cuando, el huevo se mueve…¡Como por arte de ciencia! Curioso ¿verdad? ¿Y esto, por qué ocurrirá?

 

 

Si queremos que la cáscara desaparezca un poco más rápido, podemos hacer un truco. Después de dos o tres horas, vaciamos el vaso y lavamos el huevo con agua, con cuidado de que no se rompa. Al hacerlo, veremos que en la superficie del huevo hay una especie de polvillo, que son los restos de cáscara disuelta, que se van quitando. Después volvemos a meter el vaso en vinagre nuevo.

Una vez ha pasado el tiempo, retiraremos el vinagre y, con cuidado, lavaremos el huevo un poquito con agua, dejándolo bajo un pequeño chorro. Ahora es el momento de observar las nuevas propiedades que le ha otorgado la ciencia. 

 

 

Podemos ver su interior con una linterna, con las luces apagadas. Aunque por fuera parezca cocido ¿por dentro sigue crudo? ¿Veis la yema? ¿Al mover el huevo, esta se mueve?

Por otra parte, si lo tiramos sobre la mesa, desde una distancia pequeña (unos diez cm como mucho) ¿Qué hace? ¡¡Bota como una pelotaaa!! Si queremos tirarlo desde más alto, será mejor que lo hagamos en la pila del fregadero o en la bañera. Por si acaso se rompe…

En el caso de que lo tiremos lo suficientemente alto...se romperá. ¿Os ha quedado una pielecita en el fregadero? ¡Esa es la membrana!

Para seguir haciendo

Con dos huevos sin cáscara podemos hacer un nuevo experimento. Tendremos dos vasos, uno con agua y otro con agua y muuucha sal (4 o 5 cucharadas soperas). Introduciremos uno de nuestros huevos sin cáscara en cada vaso. Pasadas unas horas (unas doce), ¿qué ocurre? ¡Un huevo ha crecido mucho y el otro ha menguado! Pero, ciencia ¿qué has hecho?

¿Qué está pasando?

Durante estos experimentos han ocurrido muchas cosas. Por un lado, ¿cómo le quita el vinagre la cáscara al huevo? Porque se produce una reacción química. El ácido del vinagre, al combinarse con la cáscara que, básicamente está hecha de carbonato cálcico, se convierten en agua, una sal y dióxido de carbono.

Y cuando ese gas, el dióxido de carbono, se genera en el interior del líquido, se forman pequeñas burbujitas que son las que observamos en la superficie del huevo. Y que hacen que incluso se mueva un poquito, ya que producen cierta presión en la parte inferior del huevo, que lo hace rotar de vez en cuando e incluso ¡¡¡hace que flote!!!

 

 

Por último, si os animáis a realizar el experimento sugerido en el apartado  “Para seguir haciendo” os diremos que, habéis visto un proceso de ósmosis. Y este proceso se produce porque la  membrana del huevo, al igual que la de nuestras propias células son semipermeables, ¿lo habíais oído alguna vez? Esto quiere decir que dejan pasar determinadas sustancias (por ejemplo, el agua) y evitan el paso de otras (sales y moléculas más grandes). 

Cuando ponemos dos disoluciones de diferente concentración en contacto entre sí, éstas tienden al equilibrio. Imagínate que mezclas un vaso de agua con otro vaso que tiene agua y mucha sal. Después de un ratito, vas a tener una única disolución, que tiene agua con algo de sal. Si esas dos disoluciones, agua y agua+sal están separadas por una membranas impermeable, no podrán mezclarse de ninguna manera. Pero, ¿qué pasa si lo que las separa es una membrana semipermeable, que deja pasar el agua, pero no la sal? Pues que el agua empezará a moverse de la disolución menos concentrada (o agua pura) a la más concentrada, hasta que la concentración de ambas disoluciones sea la misma. 

Y eso es precisamente lo que pasa en nuestro experimento de ósmosis. Cuando metemos huevo desnudo dentro de el vaso con agua y muuuuuuucha sal, el agua del huevo comienza a salir hacia el exterior, para intentar equilibrar las concentraciones. Y por eso se queda pequeñito. Sin embargo, cuando lo metemos solo en agua, pasa lo contrario. La concentración de sales y substancias es mayor en el interior del huevo que fuera, por eso entra agua en el huevo. 

¿Qué hacen los científicos y las científicas?

En general, la estructura del huevo es estudiada desde la biología. Sin embargo, hay otra rama de la ciencia que también estudia los huevos, en este caso su cáscara,¿sabéis cuál? ¡La cristalografía! ¿¡Quéeee!? Estaréis pensando ¿Qué tiene que ver la cáscara de huevo con los cristales? 

Pues, aunque no lo parezca, la cáscara del huevo es una estructura bastante compleja que está formada por una matriz orgánica y por ¡¡¡un montón de cristalitos de carbonato cálcico!! Sí sí, el que se disuelve con el vinagre. Y, dependiendo de cómo sea esa matriz, el tamaño y distribución de esos cristalitos en la cáscara, esta tendrá unas propiedades u otras: será más o menos permeable, más o menos frágil, etc. Hay científicos y científicas que estudian las propiedades de estas estructuras. Así pueden descubrir, por ejemplo, como la alimentación de las gallinas afecta a la resistencia de la cáscara de los huevos. ¿Interesante verdad? Aquí podéis leer más sobre este tema.

¿Nos queréis contar algo?

Nos encantaría poder acompañar vuestras experiencias, aunque sea desde la distancia. Por eso, estableceremos una vía de diálogo de forma virtual. ¿Cómo lo haremos?

  • Podéis enviarnos vuestras dudas, sugerencias, experiencias, etc. con los y las peques al correo electrónico, poniendo en el asunto del email  “Unipeques en casa”.
  • Podéis seguirnos en las redes sociales de la Universidad de Oviedo, donde iremos publicando las novedades de esta página. Además, si compartís vuestras experiencias en redes sociales, podéis mencionarnos (@universidad_para_peques en Instagram)  y utilizar el hashtag #universidadparapeques.
  • También podéis seguirnos a través de nuestro canal de telegram y en Instagram, para estar al día de las nuevas publicaciones.

La Universidad para peques/ Universidá pa guah.es / Children's University es un proyecto de la Universidad de Oviedo, que cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología - Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Caja Rural de Asturias, Banco Santander, Grupo Hunosa, Ayuntamiento de Siero, APADAC, Pridental, Cluster TIC Asturias, DXC Technology, Lacera e ITVasa.

 



 

 

Enlaces rápidos