Inicio » Peques en casa » STEAM

Peques en casa

¡Imanes!

27/03/2020

En esta primera propuesta de ¡Imanes! plantearemos experiencias y retos que nos permitirá descubrir qué es el magnetismo

El magnetismo es un fenómeno cautivador que no podemos percibir con nuestros sentidos. Así que, para poder observarlo, tenemos que fijarnos en el comportamiento de determinados materiales o instrumentos. Esto hace de los imanes una herramienta maravillosa para incitar a los niños y niñas a hacerse preguntas, dejar volar su imaginación y desarrollar pensamientos científicos.

En esta propuesta utilizaremos algún imán que tengamos en casa para explorar nuestro entorno, hacer sencillos retos, experimentos y descubrir, así, el magnetismo.

Materiales

  • Imanes, a ser posible, al menos dos.

  • Bandeja o caja con objetos cotidianos que nos interese curiosear, por ejemplo: clips, chapas, trozos de esponja, cartón o telas, tornillos, plastilina, tiras de cartón, lápices, arandelas, tuercas, tijeras, horquillas del pelo o prendedores, cubiertos, monedas, llaves, pinzas, bola de papel de aluminio, etc.

  • Pegatinas o rotulador permanente

  • Cinta de carrocero o adhesiva (para el reto del coche)

  • Coche de juguete de madera o de material no magnético

Observaciones

Hay diferentes tipos de imanes. Normalmente en casa solemos tener imanes  de dos tipos:

  • Láminas imantadas, que no tienen dos polos diferenciados. Muchos imanes de nevera son así, y también suelen serlo los que tienen algunos juegos imantados de peques. Estos imanes, aunque nos pueden servir para la exploración y clasificación de materiales en magnéticos y no magnéticos, son menos adecuados para hacer otras partes de la actividad. Casi todos los imanes de nevera son de este tipo.

  • Imanes en bloque o barra, con polos diferenciados. Estos imanes nos permitirán jugar con la polaridad y las fuerzas de atracción y repulsión que ejercen los imanes entre sí. Algunos juguetes, como los trenes magnéticos, los incluyen. Estos tienen dos imanes, uno en cada extremo. Cada uno, solo muestra uno de sus polos, siendo estos diferentes en cada caso, lo que nos permitirá jugar con la polaridad.

Una alternativa puede ser utilizar los imanes de algún juguete que tengamos en casa, como los trenecitos imantados, o las barras del geomag, cuyos extremos son polos opuestos.

 

Preparativos

Es buena idea identificar y marcar los dos polos de cada imán con una pegatina o con un rotulador permanente. ¡Recuerda! Los polos que se atraen les pondremos colores/pegatinas diferentes, mientras que los que se repelen, serán iguales.

Necesitamos preparar una bandeja o caja de exploración con objetos como los detallados en el apartado “materiales”, intentando que haya objetos de diferentes materiales, tanto magnéticos como no magnéticos: madera, corcho, plástico, metales diferentes, cartón, etc.

Para peques no tan peques (a partir de 6 años, aproximadamente), es interesante incluir, además de metales magnéticos, algún objeto metálico que no sea magnético (monedas de 20 o 50 céntimos, alhajas de plata, llaves de aluminio, bolitas de papel de alumnio, etc). 

Si vamos a hacer la clasificación de materiales, prepararemos dos carteles que pongan: MAGNÉTICO y NO MAGNÉTICO. Para peques más peques, es buena idea hacer un dibujito de un imán con una bola pegada (en magnético) o separada (no magnético). Aquí podéis ver las que utilizamos en nuestros talleres.

Descubrimos

Podemos comenzar jugando un poco y explorando nuestros imanes ¿se pegan entre sí?. Si le das la vuelta a uno, ¿se siguen pegando?

¿Sabes por qué ocurre esto? Cada cara o extremo de nuestros imanes (dependiendo de la forma que éste tenga) se llama polo. Los polos diferentes se atraen (se pegan) y los iguales se repelen (hay una fuerza que nos impide pegarlos).

¡Manos a la ciencia!

Muy bien, ya tenemos nuestros imanes en las manos, así que, preparados, listos, y...¡exploremos nuestra casa! Encontraremos muchísimos objetos donde el imán ejerce su fuerza invisible y se queda pegado.

Podemos probar a ponerlo sobre la pared, la nevera, el marco de las ventanas, radiadores, el suelo, lámparas, patas de las mesas o sillas, ¡todo lo que se nos ocurra y nos apetezca investigar!

¿Y la bandeja de exploración que tenemos preparada? ¿qué objetos atrae? Podemos clasificar los objetos en magnéticos y no magnéticos, utilizando los carteles que teníamos preparados.

Una idea genial es construir esculturas magnéticas temporales con los objetos que atrae (tuercas, tornillos, arandelas, clips, tapas de botes…) Con tan solo nuestra imaginación y un poco de maña podremos crear esculturas muy bonitas. Pero recuerda, no son para siempre, en el momento que quitemos el imán… desaparecerán.

Retos

Aquí te planteamos algunos retos, ¿te atreves a llevarlos a cabo?

  • ¿Qué objetos atrae el imán?, o lo que es lo mismo ¿Qué objetos son magnéticos y cuáles no?

  • ¿El imán atrae todos los metales?

  • ¿Podríamos hacer una cadena de clips sin engancharlos entre sí?

  • ¿La fuerza del imán podrá traspasar objetos? Si entre el imán y un objeto magnético hay un cartón o una tela ¿podremos moverlo?

  • Si pongo un clip sobre la mesa ¿desde qué distancia se ve atraído?, ¿se te ocurre alguna manera de aumentar la distancia desde la que se ve atraído?

  • Y el súper reto…¿podrías mover un coche de juguete sin que nada lo toque?

Posibles soluciones y curiosidades de los retos:

  • No todos los metales son magnéticos. El aluminio, el cobre o la plata, por ejemplo, no lo son.

  • Podemos hacer una cadena de clips, simplemente atrayendo varios con el imán. Esto ocurre porque los clips se convierten en pequeños imanes al acercarle un imán durante un rato (imantación temporal).

  • La fuerza del imán puede traspasar objetos no magnéticos.

  • La distancia desde la que se verá atraído el clip dependerá de la fuerza del imán. Una forma de aumentar la fuerza es unir varios imanes, lo que hará aumentar su campo magnético y poder poner el clip a mayor distancia.

  • Para el reto de los coches, una posible solución es jugar con la repulsión. Podemos pegar un imán al coche con un polo a la vista. Acercamos otro imán, con el mismo polo y el coche se moverá solo.

Para experimentar más

Es posible que tengáis algún juego en casa que utiliza imanes: juegos magnéticos de construcción (tipo geomag o playmag), puzles magnéticos, etc. Ahora que sabemos mucho más sobre los imanes, puede ser un buen momento  para sacarlos del armario y jugar un ratito con ellos.

 

En esta página web del CSIC encontraréis un manual muy completo sobre magnetismo con un montón de propuestas y experimentos que se pueden hacer en casa.

 

En los próximos días publicaremos nuevas propuestas de actividades relacionadas con el magnetismo. Así que si ésta te ha gustado  ¡prepárate para la siguiente!

 

La Universidad para peques/ Universidá pa guah.es / Children's University es un proyecto de la Universidad de Oviedo, que cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología - Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Caja Rural de Asturias, Banco Santander, Grupo Hunosa, Ayuntamiento de Siero, APADAC, Pridental, Cluster TIC Asturias, DXC Technology, Lacera e ITVasa.

 

Enlaces rápidos